De Tintini et Miluli Facinoribus

Voy con un par de amigos por la calle y uno de ellos compra un paquete de tabaco cuyo aspecto es para mi desconocido. Le pregunto y me dice que es el más fuerte de cuantos se fabrican. Le pregunto si sabe dónde venden tabaco normal y me lo indica y le digo que me preste dinero porque yo, que no llevo más que tarjetas bancarias, no he encontrado ningún cajero automático y quiero aprovechar la cercanía del estanco indicado para comprarlo. Me deja un billete de veinte.
Solucionado ya mi problema, paso a dibujar cuatro páginas de una de las aventuras de Tintín en catalán. Es una aventura nueva. No hay guión ni dibujos. Todo lo hago yo. Y quedo satisfecho. Como tenía el papel justo para hacerlo y quiero hacer cuentas del dinero que he ingresado por mi trabajo y el dinero que se me ha ido en gastos propios y en tintas chinas de colores y pinceles, pido otras dos hojas más.
Después de eso, recuerdo que tengo dos A3 que me han sobrado de los diez que me regaló el dueño de la tienda donde hice fotocopias el día anterior y donde me regalaron 10 A3 para separar los pergaminos que había cortado a ese tamaño de las dos pieles que compré.
El caso es que estoy contento con mi trabajo y llamo a mi hermano Lluís para mostrárselo. Mi hermano ahora está empezando a dibujar y pintar y está muy contento por ello. Por eso le muestro mi trabajo, por eso y porque él tiene mucha más facilidad con el catalán que yo.
Y va avanzando en el visionado del álbum de Tintín, que ahora ya es un álbum completo y no sólo las páginas por mi dibujadas, cuando me doy cuenta de que todas mis anotaciones sobre ingresos y gastos y los demás datos no las tengo, porque todo ha sido un sueño y en los sueños uno no lleva papel ni lápiz para anotar, ni compra tabaco ni fuma. Son las 07:59 h y me levanto contento de que ni siquiera he soñado que fumaba. Sólo que compraba tabaco.
Tercer día seguido soñando con un tabaco que de día, no anhelo en absoluto. Para nada. Habré de seguir esperando que termine esta racha de sueños tabáquicos absurdos. 7 semanas 4 días 8 horas sin fumar.

Acerca de Ildefonso Díaz Ruiz

EL 07/03/2016 CUMPLÍ 65 años. Quizá no me queden más que 20 años de vida con mis actuales capacidades. Quizá he necesitado demasiado tiempo para decidir qué haré cuando sea mayor. Pero de algo estoy seguro: Terminaré el libro de mi nieto mayor en pergamino, con letra gótica e iluminaciones: http://migranlibro.blogspot.com.es/ Mi página personal: http://ildefonsodiazruiz.com
Esta entrada fue publicada en ACUARELAS, El libro en pergamino, Filosofía, Psicología y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s